Si estás harta de los looks artificiales y lo tuyo es lo natural, el look bohemio es perfecto para ti. Aunque lo primero que pienses sea en flores, vaqueros rotos y trenzas, el boho style es mucho más amplio que eso. Consiste en vestir con naturalidad y sencillez a través de combinaciones personales.

La ropa ancha y cómoda es la clave de este estilo. También los leggins y los vaqueros, todo ello combinado de manera que te haga sentir en tu mundo. Los colores, comedidos y otoñales, como los negros, los crudos o los tonos neutros pero en color. Aunque si eres una chica alocada, puedes atreverte también con combinaciones más llamativas. ¡Todo vale!

Los tejidos se centran en lana, encajes, terciopelo… en realidad todo es un poco libre, porque es lo que pretende este look: gritar libertad a través de cada prenda de ropa. Una prenda imprescindible es una rebeca ancha o un cárdigan, a ser posible, de tonos grises. Hará que tu look sea aún más auténtico.

Lo fundamental en realidad son los complementos. Pendientes de plumas, aros, bolsos pequeños y hechos a mano, fulares o pañuelos con flores o dibujos en mosaico… Todo ello en tonos similares a los que has vestido ese día, para no desentonar. Ser bohemia no significa ponerse cualquier cosa, recuérdalo. Hay que ir bien conjuntada.

Si no sabes muy bien si aciertas con el look, puedes buscar imágenes de Isabel Lucas, esta actriz que ha sabido captar a la perfección la filosofía de este estilo y lo luce como nadie. De hecho, la revista Asus la eligió para el número de noviembre de su portada y le hizo un completo reportaje luciendo este tipo de prendas. Si quieres aprender de alguien, ella es la maestra ideal.

Comments are closed.