Georgia May Jagger se reencarnó como una adolescente Brigitte Bardot para el show de Chanel Cruise 2010/2011.

La calle en las afueras de Sénequier, el famoso salón de té y  pastelería del puerto, se convirtió de pronto, en una improvisada pasarela. La banda de latón St. Tropez proporciona una fanfarria increíble. Los modelos llegaron en un convoy de cruceros a motor, tapizados en color aguamarina, marrón y negro.

Juliette Greco, posiblemente una de las grandes caras de la aldea de pescadores con más estilo en el mundo no estuvo ausente, sin contar con varias otras celebridades, como Vanessa Paradis, Diane Kruger, Elisa Sednaoui y Anna Mouglalis, la estrella de la nueva película de Chanel.


Desde lejos se podía ver a los millonarios asomados en las cubiertas de sus súper yates y cientos de San Tropezienses hacinados en los balcones de las casas, la Oficina de Turismo y el Puerto Bar Du para observar el evento más elegante desde que Mick Jagger se casó con Bianca aquí en 1972.

La conexión con Jagger fue apropiada, porque su hija menor, Georgia, reencarna a Brigitte Bardot, otro habitante de los años de gloria de St. Tropez que todos recuerdan, y qué mejor manera de hacer marketing, de enganchar con los consumidores de moda, que presentarles parientes de famosos parecidos a otros famosos.

El estado de ánimo fuerte y sexy de la década de 1970 se infundió en la colección crucero, aunque en esta oportunidad se creó una versión moderna del espíritu libre. Los talles altos, pantalones con metal, broderies, gamuzas, mezclilla blanqueada, volantes gitanos, faldas de algodón barato y bikinis recreando el aspecto de Bardot en sus años hicieron furor en el desfile.

Las modelos, con apenas un poco de maquillaje, descalzas y con el pelo suelto paseaban por la calle, agitando los coloridos maxi vestidos, pantalones de campana y túnicas.

El legendario cardigan tipo Chanel apareció de nuevo con los jeans negros y los bikinis de lentejuelas. La colección Chanel Cruise saldrá a la venta a partir de noviembre. Lo que queda claro con esto, es que el estilo rockero nuevamente  marcará la pauta de la moda.

Vía: telegraph