A muchas les pasa, que sienten el olor a cuero, y ya se imaginan una enorme cartera. Demás está decir, que el olor del cuero es lo más agradable que existe, eso sí, cuando está nuevo, porque ya muy gastado creo que no es ya tan agradable.

Pero hablamos de cueros nuevos, de chaquetas con estilo, pantalones de colores chillones, y carteras especiales. El cuero tiene la cualidad de poder mantener la temperatura corporal sin causar sofocamiento.

Las que busquen algo más tradicional, pueden inclinarse por un vestido de un color más tradicional. Algo que las puede hacer dar un giro inusual, es llevar un vestido de cuero azul. Los vestidos de colores brillantes como el que se puede apreciar en la foto, son ideales para un cóctel, y quedan espectaculares cuando se les combina con medias de color negro. Las más aventureras podrían llevarlo con un par de medias en color ámbar.

Las tenidas confeccionadas completamente en cuero, son muy atractivas para las chicas activas, aunque no recomendaría llevar una tenida de cuero si van a ir al trabajo.

Los zapatos que complementen los conjuntos de cuero, tienen que evocar a algo que yo les definiría como “galáctico”, es decir, quedarían muy bien con zapatos sin mucho detalle fino, sino más bien toscos, con tacos gruesos o plataforma, y de cuero dorado o plateado. El cuero tiene la particularidad que nos permite hacer combinaciones extrañas, y eso, hay que aprovecharlo en nuestro favor. ¿Qué gracia tendría ir de cuero y pasar desapercibida?, seguro que ninguna.

Vía/ Refinery29