¿Se pueden transformar los colores de los años 60?. Si nos remontamos a la historia de la moda, los neutrales fueron protagonistas de la historia del color.

La gran pregunta es ¿cómo se puede mantener un aspecto interesante cuando el armario está lleno de beiges y grises?. La clave, y la respuesta parece estar en el “toque” de color. Para hacer la tarea más fácil, prueben con un zapato o un bolso de color llamativo, pero si quieren jugar un poco más con el estilo, sean más audaces y prueben con un par de pantalones cortos de color brillante o una falda.

El secreto para combinar y mezclar los colores es mantenerse dentro de una gama cuando vas por el color y si se trata de impresiones, ir por un estilo, por ejemplo, rayas con rayas, figuras geométricas con figuras del mismo tipo o estampados grandes con grandes y así sucesivamente…

En cuanto a los collares, estos han vuelto para quedarse una temporada más, con colgantes, cadenas y lazos, además de adornos destacados.

Los cinturones hechos prácticamente a mano, también son parte del estilo que marcará a la mujer de la primavera 2011. En resumidas cuentas, podríamos decir que la tendencia es: accesorios, detalles de color y estampados coherentes. No es mucha la complicación para irnos haciendo la idea.

Vía: omiru