Diptyque Eau Rose: si les gusta la esencia clásica de rosa, y quieren un regalo de esos que dejan huella sin duda esta fragancia tiene que estar bajo su árbol de Navidad. Aunque no es precisamente lo más barato que se puede conseguir es una de las más exclusivas del mercado, y no tiene las copias clásicas de las marcas que están en el mercado español.

Aedes De Venustas: lujuriosa, sensual y transparente. Así es como definen a esta fragancia que nos encontramos en una boutique exclusiva de Nueva York que de seguro encanta a las más fans de la moda del otro lado del Atlántico, con lo que si conocen a alguien bajo este perfil, ya tienen el regalo perfecto.

Annick Goutal Nuit Etoilee: si son de las que prefieren las fragancias más frescas deberían echar un vistazo a esta otra opción que además en el exterior es una de las que más convence con un packaging espectacular. ¿Les ha gustado?

Tom Ford Black Orchid: con lo que se llevan las formas andróginas en el mundo de la moda, la verdad es que esta fragancia que parece de hombre ha conquistado a muchas mujeres del mundo y nos parece de lo más interesante que hay para una mujer que tiene claro que su misión es confundir con el misterio.

In the City of Sin By Kilian: con un envase bastante simple no se dejen confundir porque es romántica y cautivadora en su interior, algo que solo pueden descubrir si consiguen tenerla en el árbol de Navidad.