El aceite de coco está de moda pero… ¿sabes realmente lo que puede hacer por ti? Explora con nosotros sus beneficios para tu salud y belleza.

La idea de que el aceite de coco es bueno para todo se está extendiendo sin medida. ¿Será verdad? Queremos comprobarlo en este artículo para saber qué tanto hay de mito y qué tanto hay de realidad en esta creencia cada vez más popular pero, sobre todo, para saber exactamente qué puede hacer por nosotros y cómo podemos usarlo.

Para el cuidado del pelo; con la idea de hidratar la piel; para mejorar la salud (entre esos alimentos que nos ponen guapas)… en todas esas categorías se inscribe este producto que se ha puesto tan de moda.

Aceite de coco
Fuente: The New York Times

¿Tienes aceite de coco en tu casa?

Probablemente sí porque se ha convertido en un nuevo must have entre los amantes de la alimentación, la cosmética natural y los hábitos saludables.

¿No lo tienes? No te preocupes porque ahora lo encuentras fácilmente en casi cualquier tienda o supermercado.

¿Es algo nuevo? Por supuesto que no. Desde siempre se ha sacado aceite de coco pero nunca antes se había puesto tan de moda. Esto podría ponernos suspicaces si no fuera porque es innegable la altísima tendencia a valorar lo natural y lo saludable en el mundo de hoy. Es en muchos casos como una vuelta a los orígenes en la que se están re descubriendo los beneficios de estos productos de la naturaleza.

Aceite de coco
Fuente: Unsplash

¿En qué consiste el éxito del aceite de coco?

Es uno de los pocos aceites de origen vegetal con casi 90% de ácidos grasos saturados en su composición. Esto suena mal, y estaría bastante mal, si no fuera porque no se trata de las grasas saturadas nocivas que encontramos en el queso o la carne. Se trata más bien de grasas altas en triglicéridos de cadena media, que aportan muchos beneficios para la salud.

No todas las grasas saturadas son malas. Las que están presentes en el aceite de coco aportan, de hecho, beneficios para el corazón, la quema de grasa, el cerebro; mejoran el nivel lipídico; y pueden ayudar a reducir el colesterol.

Seamos sinceros:

Nuestros cuerpos necesitan también grasas, pero grasas buenas, dentro de una alimentación balanceada, completa y saludable. Y, sobre todo, diariamente consumimos grasas. Pues eso, ya que lo vamos a hacer, hagámoslo bien e incorporemos a nuestra dieta las que aporten más beneficios a nuestro organismo.

Eso sí, como todo: Hay que consumirlo con moderación. Es alto en calorías. Lo bueno es que el aceite de coco pasa directamente del intestino al hígado favoreciendo la quema de grasas, mejorando el metabolismo y aumentando la sensación de saciedad. Produce cuerpos que aportan energía para el cerebro y previenen enfermedades neurodegenerativas.

Por todo esto es ya considerado un súper alimento. Puede, además, matar hongos, infecciones y bacterias en nuestro organismo y favorece la reducción de la grasa abdominal.

Aceite de coco
Fuente: Health Line

¿Para qué sirve y cómo podemos usar el aceite de coco?

Para la piel y el cabello

El aceite de coco no solo puede tomarse. También funciona como un maravilloso cosmético natural para proteger e hidratar la piel y el cabello. Es rico en vitamina E, que es un poderoso antioxidante para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, y sus proteínas reparan los tejidos y contribuyen a la salud celular.

Aceite de coco

Algunos expertos recomiendan usarlo como crema facial o corporal de noche para pieles secas. Deja la piel luminosa y con efecto glow natural. Sus propiedades antibióticas le convierten en un buen aliado para luchar contra el acné.

Es muy efectivo como bálsamo para evitar los labios agrietados y hasta como desmaquillante natural.

Para el pelo tiene un efecto reparador y revitalizante. Lo protege y lo nutre en profundidad.

Aceite de coco
Fuente: Unsplash

Puede aplicarse como mascarilla:

  • Si tienes el cuero cabelludo reseco, aplicándolo especialmente en esa zona y dejándolo actuar toda la noche. Aclara bien por la mañana.
  • En caso de que tengas raíces más bien grasas, aplica en las puntas y deja actuar por unos 20 minutos antes de aclarar por completo.
  • Aplica una gota después del lavado para evitar el encrespamiento.

También favorece el crecimiento del cabello y lo protege ante daños causados por agresiones externas.

Aceite de coco
Fuente: Unsplash

Nutri cosmética

Aceite de coco
Fuente: Unsplash

El aceite de coco se puede usar crudo o cocido, por ejemplo en:

Batidos o smoothies saludables.
– Café frío o caliente.
– Para cocinar.
– En el mundo de la repostería.

Aceite de coco
Fuente: Unsplash

Consejos para comprar el aceite de coco:

  • Existen tres variedades: extra virgen, virgen refinado y sin refinar. El refinado no es conveniente. El extra virgen o sin refinar son geniales porque provienen directamente de la carne fresca del coco.
  • Lee la etiqueta y comprueba que se haya elaborado de coco natural.
  • Asegúrate de que el aceite de coco natural es el ingrediente principal y de que no contiene ingredientes artificiales.
  • No compres el aceite de coco hidrogenado.
  • Si es de producción ética y sostenible aún mejor.
Aceite de coco
Fuente: Amazon

Esperamos que encontréis en el aceite de coco un aliado perfecto para cuidar vuestra salud y que eso refleje en el exterior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here