Hay días que el armario te declara la guerra fría desde por la mañana, todo nos aprieta, nos lo vemos pequeño, nos sienta rematadamente mal hagamos lo que hagamos…no pasa nada, nos pasa a todas.

Pero esta temporada hay una tendencia que viene para salvarnos el día y son los vestiditos XXL en versión corta, como este de ZARA.

Tienen forma de trapecio y se llevan totalmente sueltos colgando desde los hombros, lisos o con volantitos. Son el look perfecto para esos días en los que todo lo que te colocas encima parece estar peleado con tu anatomía o simplemente te apetece estar cómoda.

Los hay en muchos colores pero el mejor es el blanco porque pone un punto muy ibicenco que sienta fenomenal en verano.

Así que hazte con uno y póntelo con un recogido deshecho o el pelo suelto, uno poquito de colorete, gloss y en los pies sandalias planas o botas de caña corta. Estarás perfecta.

Fotos: ZARA