Toda novia sueña con lucir radiante el día más importante de su vida. Para ello, el vestido se convierte en algo esencial, buscando durante mucho tiempo hasta dar con el adecuado. Ahora, la diseñadora Arantxa Morcillo, quiere hacer las cosas más fáciles a todas esas mujeres que se van a casar en breve. Esta conocida diseñadora se adentra en el mundo de la novia y la ceremonia ofreciendo trajes a medida con una propuesta que se caracteriza por aportar serenidad, elegancia y sencillez, pero sobretodo comodidad a eventos tan especiales como una boda.

Un día para disfrutar

El día de tu boda, es un día muy especial en el que únicamente quieres disfrutar, reír, saltar, bailar, llorar y gritar de alegría. Quieres exprimirlo al máximo y que nunca acabe, aunque la verdad suele pasar muy rápido. Es un día inolvidable que te acompañará en tu memoria durante el resto de tu vida.

Te apetece sentirte especial, preciosa pero sobretodo quieres sentirte tú, y es que es tu día y es el momento de romper todas las reglas, todos los convencionalismos y ser  tan solo tú, en toda tu esencia.

Ya sea combinando un vestido de tablas con unas zapatillas deportivas, delicada y divertida a la vez; o llevando pantalones haciendo que tu look sea elegante y atrevido; o con ese vestido ajustado años 50 que te da un resultado retro y desafiante… ; pero lo importante es que sea como sea es tu versión de princesa, y es perfecta tal y como es.

Día especial para madrina

Pero además de para la novia, el día de la boda es muy especial para las madres, madrinas y damas de honor, ya que esa persona a la que has visto crecer, celebra su amor. Un momento único e irrepetible para el que se necesita un look exclusivo para asistir a la ceremonia.

Por ello Arantxa Morcillo  se encarga de hacer este sueño realidad, involucrándose personalmente contigo y con tu historia para conseguir el vestido perfecto. Cuidando y mimando cada detalle, para que te sientas totalmente especial.

Desde su atelier Arantxa Morcillo te acompañará y aconsejará hasta el último momento y detalle asegurándose de que estará todo perfecto para el decisivo “Sí, Quiero”.

¿Tenéis pensado ya cómo será vuestro traje de novia? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!