La pasarela de Balmain para esta próxima primavera-verano 2011 viene cargada de notas rockeras. Las elegidas son mujeres rebeldes, modernas, sexys y atrevidas. Las claves de este desfiles son: cuero, jeans y tachuelas.

Las estrellas de la colección son las cazadoras de cuero en todas sus versiones, pero sobre todo en rojo y en negro. Y vuelven con más fuerza que nunca las tachuelas, desde sus gamas más discretas a las más radicales, como la que vemos en la foto. Los jeans son fundamentales ésta temporada, se llevan muy gastados, bajos de cintura y rotos, dibujando una silueta femenina rebelde con reminiscencias adolescentes.

Vienen pisando fuerte los corséts que realzan el pecho y afinan la cintura para conseguir unas curvas más marcadas y sugerentes. La mezcla de esta prenda con unos jeans básicos consigue  en un look tremendamente sexy, a la par que desenfadado y apto para el día.

Por otro lado Balmain hace una apuesta firme por los pantalones de cuero muy ceñidos, sobre todo en color negro. Para las más atrevidas propone tejidos metálicos en color plata o rojo, que se adaptan al cuerpo como una segunda piel. Los  combina con sencillas camisetas de algodón, blazers, chaquetas vaqueras deshilachadas o cazadoras de cuero estilo motorista.

Otra tendencia clave en la colección han sido los shorts, combinados con medias negras y botas de media caña, sin duda la estética motera se está haciendo con las pasarelas. Parece que después de tantas flores y tonos pastel la temporada pasada, ha perdido un poco de fuelle la estética romántica y  este año la moda viene rebelde y cargada de cuero, tachuelas y notas de Rock.

Como siempre os dejo las fotos:

Fotos: ELLE