Sea cual sea la temporada del año, las carteras y los bolsos de colores fuertes, como el rojo, son un accesorio básico de cual no deberíamos ni pensar en prescindir.

¿Por qué llevar una cartera roja?, en primer lugar, una cartera roja, jamás se te perderá, porque su color es muy llamativo, así que eso es cosa difícil. Una cartera roja, jamás permitirá que pases desapercibida en ninguna parte. Esto podría ser algo que te juegue a favor o en contra, porque, a mí por ejemplo, me daría pavor andar de turista en un país desconocido, mostrando una carterita roja. Creo que sería darles el anzuelo perfecto a los amigos de lo ajeno.

Una cartera roja es hermosa siempre. Con un detalle de color rojo, puedes realzar cualquier traje o conjunto de ropa que lleves puesta.

Las carteritas de colores fuertes como el rojo, las puedes llevar junto con un jeans desteñido, un pantalón negro,  y hasta con ropa de colores neutrales. El rojo es muy versátil y queda bien con todo. Ya verás que es cosa de probar un solo color de fondo y añadir tu cartera para que todo cambie.

Yo hace algún tiempo que tengo una carterita roja de charol, hecha en Italia y otra que más bien es un bolso, de dimensiones amplias, para guardar incluso mí suéter bien doblado cuando de pronto sale el sol y descubro que he salido muy abrigada.

Vía: Refinery29