chanel clasicismo ambiguo

Las últimas colecciones de algunos diseñadores muestran para mi gusto a un hombre excesivamente femenino, está bien que los hombres se cuiden, que usen cremas y perfumes, incluso que se depilen si quieren, pero en las imágenes de algunos catálogos de esta temporada, si se tapa la cara y las manos de los modelos, es muy difícil averiguar cuales son los de sexo masculino, por no decir imposible.

Siempre se ha dicho que la orientación sexual de muchos de los diseñadores y modistos de prestigio, era motivo de que se buscasen modelos mujeres con pocas curvas y por consiguiente poco femeninas, pero más que la masculinidad de la mujer se buscaba una especie de neutralidad, como si tratasen de que las modelos fuesen simples expositores que no restasen protagonismo a la exhibición de las prendas, pero esto que ocurre con los hombres es diferente.

En particular la colección Prêt-à-Porter Otoño-Invierno 2007/8 de Chanel es un claro ejemplo de este fenómeno de progresiva “feminización” del sexo masculino en las pasarelas, se viste al hombre de un modo totalmente ambiguo, no se si con la intención de crear tendencia o polémica o simplemente para despistar.

Los tejidos y el corte sigue siendo los clásicos de la firma, con algunos cambios y renovaciones, pero manteniendo la esencia de la elegancia y la sobriedad que ha caracterizado los diseños de Chanel desde siempre y la presentación de la mujer no sorprende demasiado, sino que resulta bastante previsible, pero con los hombres al intentar sacar su lado femenino, a mi entender… “se han pasao”.