Carlos Diez regresó a la pasarela Cibeles con una colección que rompe con todos los esquemas, sorprendiendo a todos los presentes, con una ropa interior Jockey y unos tejidos tecnológicos de acabado metalizado de los que se podían ver prendidos, formas de margaritas en relieve.

Entre las prendas que se vieron, había monos ajustados a la cintura, camisetas de skater, pantalones amplios y anchos con pinzas, trajes  con rayas y hechos con corte clásico y petos llenos de bolsillos, ideales para salir de camping y guardar en ellos todo lo que necesitan tener a mano.

Por un lado, predomina la parte clásica con líneas amplias y un marcado estilo callejero. Hubo dibujos con diseños de leopardo, y es que todo lo animal se viene fuerte en 2010, y hasta los trajes se pueden llevar ahora, con zapatillas urbanas, como las que se muestran en la colección, de la marca Converse.

Vía

1 Comentario

  1. Desfile de alucine ya que no sabia si estaba en una discoteca poligonera o un revival de los desfiles peores de los 90. Vuelve el Grunge peor con botas pisamierdas, merceditas rancias de tacon y plataforma con una combinación de faldas largas que yo le llamo el “choni rancio”

Comments are closed.