Cocoon vuelve para dar calor al invierno

0

Ola polar. Así anuncian todos los pronosticadores de turno en telediarios e informativos radiales. Y, aunque por cosas del cambio climático, a los dos días puede que la temperatura suba a 20 grados o que las nubes cedan al sol radiante… la primera reacción ante el frio es envolverse, cubrirse, protegerse.

Para el caso, los abrigos de este invierno vienen con toda la intención de actuar de verdaderas barreras contra las bajas temperaturas. En forma de capullos de seda o cápsulas –por eso la referencia al mítico film Cocoon y no tanto por sus delirios de inmortalidad-, ocultan y a la vez liberan la figura en paño, lana o terciopelo.

Más vale tonos netos –aunque McCartney se le anime al estampado orgánico y Kokolasaky al lúrex metalizado- para un diseño que se fundamenta en tres pilares: las mangas ranglan, los cuellos amplios (barco o bote) y un largo hasta la rodilla (aunque los hay también en versión mini, para las menos friolentas).