La nueva colección de Chanel, diseñada por Karl Lagerfeld, fue en esta oportunidad, de un tono celestial, por la delicadeza y el brillo de los diseños, la liviandad de las telas de gasa, que parecían flotar aún cuando muchas piezas, estaban completamente bordadas.

2

La gracia de esta colección, además de su estela de luz angelical, era ese toque de elegancia que venía en los leggins, algunos con lentejuelas, otros con botones o cremalleras. Los pies caminaban sobre ballerinas planas, algunas de las cuales venían con correas transparentes.

10

Los colores fueron más bien discretos y suaves, nada chocante y violento, ni siquiera en el maquillaje de las modelos.

7

La inspiración de Lagerfeld, fue el artista Marie Laurencin, quien diseño retratos que reflejaron a cabalidad el espíritu Chanel, aunque se haya reinventado de la idea original de ese artista, en trajes como por ejemplo, el de bouclé color rosa y el tweed de textura azucarada, que aunque se mire a lo lejos, me parece encantador.

5

Esta colección Chanel primaveral, me pareció fuera de lo común y de lo que normalmente se veía dentro del estilo Chanel. Todo está rejuvenecido, más jovial, con estilo y es a mi parecer, un estilo que realmente queda bien con las mujeres que son más jóvenes, y no se resignan a las faldas o los pantalones. Los leggins, con Chanel, tuvieron una transformación interesante.

Vía: style