La histórica casa de modas Dior, se destaca por su estilo elegante y prêt-à-porter. Para este otoño, hay una colección muy femenina, inspirada en las Islas Británicas. Por eso se puede entender el toque ultra clásico y hasta algo retro que muestran estas prendas.

Toda la colección otoñal, tiene una marcada influencia de los años 50. Hay detalles como la piel de zorro y los tules para llevar por las tardes, que dejan una marca poderosa sobre las chicas que las llevan puestas.

Para mi gusto, esta colección de Dior está muy afrancesada, y no me desagrada sino por el contrario, la encuentro perfecta, y aunque tenga ese toque retro de los 50, la confección no es nada tímida. Las mini faldas y boinas, junto a una manicure de uñas en rojo pasión, son una combinación que exalta.

La mezcla de rombos con cuadros, rayas y pieles, se ve interesante, cosa que antes no se solía utilizar, porque si uno llevaba una falda o chaqueta de cuadros, no tenía que llevar otro tipo de impresión, ya que competían y al final, la mezcla era desastrosa. Pero ahora si se mezclan, cuidado de mantener un tipo de diseño más discreto que el otro, de modo que se complementen sin competir por el protagonismo.

Vía: Fashionising

Comments are closed.