En las afueras de su oficina, ubicada en Conde Nast, en la calle 43, Cinthya Rowley presentó su colección Resort 2011, la cual trae intrínseca, algunas ideas interesantes para las chicas modernas.

Una de estas ideas es que la ropa debe ser posible de llevar a todos lados sin que se arruine. Es decir, la versatilidad va ante todo como lo más importante.

La portabilidad es otro tema, ya que la diseñadora plantea que su ropa es tan liviana, que cualquier chica podría cargar su armario completo hasta en una furgoneta.

La nueva colección de Cinthya Rowley es muy liviana y relajada, y esto combinado a la tecnología de las telas, que las hacen estar lisas aunque no se planchen, se unen a la maravilla de concepto planteado antes.

Los apliqués y las texturas contrastantes son algunos de sus aciertos, considerando que para realizar aplicaciones, hay que saber hacerlo para que el resultado sea de buen gusto y luzca, como dice la diseñadora, como algo refinado y elegante, sin dejar de ser casual.

La colección es de estilo muy moderno y juvenil, y me trae una idea de reminiscencias orientales, quizás por las longitudes y el modo de confección de los vestidos.

Vía: teenvogue