Muchas mujeres se preocupan de que puedan estar usando demasiado perfume, pero esto es una tontería, ya que las fragancias son un reflejo de tu personalidad. Si eliges algo que te conviene se convierte pronto en una parte de ti.

1

Para aprovechar los aromas y las fragancias de tus perfumes al máximo, es recomendable que aquella fragancia que te apliques para comenzar el día, tenga una nota suave ya que el perfume se va evaporando, y te mantiene perfumada durante todo el día. Un poco de spray detrás de las rodillas, en las muñecas y detrás de la chaqueta es todo lo que necesitas para salir de casa.

Por la tarde, puedes repasar la aplicación considerando esta vez un poco de rocío sobre tu pelo para reforzar el efecto.

Para aplicar el spray de tu perfume de modo óptimo, sostén la botella e cinco a siete pulgadas sobre la piel, y si la zona se siente húmeda es porque estás sosteniendo la botella demasiado cerca. El aroma sale un par de segundos después de aplicar el perfume, apenas el alcohol se evapora, momento en el cual se liberan las notas de olor más sublimes. Si el aroma no es lo suficientemente fuerte, pulveriza de nuevo, en cambio, si te quedo demasiado fuerte, sal al aire fresco y muévete un poco, que todo se evaporará.

Estée Lauder tiene un secreto para aplicarse el perfume: Pulveriza spray del perfume delante de ella y luego camina hacia esa zona húmeda con perfume, quedando completamente impregnada del aroma. Este truco no se me habría ocurrido ni en sueños, y me imagino que bastante bueno debe ser, así que lo voy a probar.

Foto: flickr