En estos tiempos, el romanticismo aparentemente ya está muerto, aún así, ellos siguen pidiendo la mano de sus novias, siguen tratando de dejar una huella indelebre en la memoria de sus amadas, pero no saben cómo.

Es para ellos que aquí van algunas ideas que les serán muy útiles para lograr tal fin. El mejor consejo es primeramente, escuchar y comprender las ilusiones de ella, y a partir de ahí, ver con qué complacerla.

Una cena: Una cena romántica es y ha sido siempre una instancia de encuentro. Un restaurante romántico, es el lugar ideal para la ocasión de pedir la mano de la novia, y para terminar la cena, una sorpresa inesperada será siempre bienvenida, esto puede ser la sortija de compromiso dentro de la copa y el champán para celebrar.

Evento: Ir a un concierto con el cantante favorito de ella, llevarle de regalo su disco o cantarle esas canciones, son también perfectas para entregar luego el anillo de regalo.

Paseo: Un paseo bajo la luz de la luna llena, o de compras, terminando con una charla en un lugar preparado especialmente, es ideal para entregarle una carta y el anillo.

Sorpresas: Las sorpresas son siempre bienvenidas, y entregarle un paquete lleno de fotografías, cartas, recuerdos y regalos, será el preludio perfecto para dejar la argolla escondida.

Caminito: Un caminito de pétalos de rosa desde la entrada de la casa hasta la cama, podría ser una idea para entregar, al final del camino, la sortija de matrimonio. Cada cual sabrá cómo hacer el mejor regalo de su vida, lo importante es que exista esa preparación previa, que deje a la novia sin defensas para el momento de recibirlo.

Foto