Es muy común por estos tiempos, quemar el pelo por el intenso uso de la plancha, encrespadores eléctricos y el exceso de sol. Incluso las tinturas de pelo mal aplicadas te pueden quemar el pelo.

El síntoma de un pelo quemado, es que está áspero y pajoso. No hay alivio. ¿Qué podemos hacer para arreglarlo?, aquí van algunos consejos:

Solución 1: Con un acondicionador profundo, que contenga queratina y sea hecho para cabello seco y dañado, háganse un masaje capilar por unos 20 minutos, para que se absorba por el pelo. Hay que hacer este tratamiento dos veces por semana las primeras dos semanas, y después, una vez por semana.

Trata de no lavar tu pelo todos los días, ya que el agua y los detergentes del champú tienden a secar el pelo.

Solución 2: Aplicar un acondicionador profesional, que contenga alcohol cetílico, un ácido graso que ayuda a que el cabello pueda retener la humedad dentro de sí. Se aplica este acondicionador y se deja sobre el pelo 15 minutos, aplicando el secador. Después se enjuaga.

Solución 3: Consiste en mezclar acondicionador de pelo, máscara de pelo y un acondicionador profundo en un bol, se aplica en el pelo limpio y húmedo, y mientras esperan con esto puesto sobre la cabeza, mojan 2 toallas grandes que luego escurren y dejan hervir en microondas por 2 minutos. La idea es que estas toallas queden tolerables al tacto, pero con vapor.

Envuelven la cabeza con las toallas, repitiendo el proceso de calentamiento 2 o 3 veces. Este tratamiento se debe hacer una vez por semana.

Solución 4: Cortar el pelo. Quizás es la medida más radical, es cierto, pero es la más saludable. Lo mejor para mantener el pelo en buen estado, es darse un corte cada dos meses.

Foto: flickr