Se suele hablar de estar a la moda como de seguir la última tendencia. Pero rara vez alguien intenta marcar él mismo la tendencia. En este artículo daremos una serie de consejos para hacerlo y a la vez estar a gusto con nosotros mismos.

Operaciones estéticas, o los milagros de la ciencia

Lo cierto es que hoy en día es difícil de encontrar una clínica de calidad con un precio económico, lo que da fama a las operaciones de caras. Pero si quisiésemos un centro médico estético en Pontevedra, podemos ir a Estersa.

Y Estersa tiene prácticamente todo lo que aconsejamos a la hora de buscar una clínica. Lo primero diríamos que es un compendio de referencias magníficas. Es clave saber que vamos a darnos por satisfechos con el resultado.

Otro de los grandes puntos a favor que hay que encontrar en una clínica es su confidencialidad. Querer operarse es mucho más común de lo que parece, pero desde luego rara vez alguien quiere que otro se entere.

Las operaciones pueden ser más o menos agresivas, pero siempre efectivas. Se tratan desde las patas de gallo, solucionar las marcas del acné de nuestra adolescencia, y muchas más cosas.

Pero por supuesto no se limita a intervenir mediante tratamientos, también ayuda a lograr la belleza deseada mediante nutrición. Un plan nutritivo adecuado, es decir, una dieta, elaborado por médicos es esencial.

Claro que no sólo en el rostro está el atractivo que queremos, también está, por ejemplo, en el pelo. Y es que para que nuestro aspecto sea el ideal, un buen estilista es absolutamente necesario. ¿Pero y si ese puedes ser tú mismo?

¿Cómo cuidar nuestro cabello? Lo que necesitamos

Y es que para lo que se llama hacerse el pelo, es decir, plancharlo, rizarlo y otras prácticas se necesita aparatos para peinarse. Y para esto lógicamente tendremos que tener herramientas para peluqueros.

Aunque es necesario ir con nuestro estilista preferido de vez en cuando, al final es uno mismo quien se cuida el pelo. Y hablamos ya entonces de las mascarillas, de hidratarlo, o simplemente de plancharlo.

Y en plena era de la tecnología, hay que imaginar mucho para llegar a las posibilidades que esto ofrece. Sin ir más lejos los cepillos para el pelo lo alisan y lo masajean, logrando así el máximo frescor para el mismo.

Por supuesto también debemos cuidar mucho de nuestro moldeador de pelo, para poder variar y rizarlo cuando plazca. Pero sobre todo debemos ver que cuide nuestra melena, y que sea duradero.

Además es muy necesaria una buena plancha para el pelo. Al igual que hay quien quiere rizarlo, hay quien quiere alisarlo, y a ser posible en el mínimo periodo posible de tiempo.

Y desde luego tenemos que prestar atención a nuestro secador. La evolución de la tecnología ha cambiado mucho el mismo, protegiendo el pelo mediante rejillas, función iónica, etc. Y necesitaremos que sea con difusor si tenemos el cabello rizado.

También es esencial el cuidado del vello facial, utilizando desde modernas recortadoras de barba a maquinillas de afeitar, e incluso los famosos barberos eléctricos.

Aunque si queremos subir otro peldaño en nuestra escalera a la belleza ideal, las joyas son un complemento ideal. Cuidar el cuerpo es esencial, pero el símbolo de las sortijas y lo que implican no debe ser desechado.

Joyería Online: la revolución de oro, plata y diamantes

Si buscásemos “gargantillas de oro” o “pulseras de oro mujer” nos saldría en nuestro buscador una infinidad de joyerías a las que acudir. Y quizá deberíamos ir lejos para conseguir lo que queremos. Pero esto se terminó gracias a dos palabras: Joyería Online.

Una de las razones capitales por las que este negocio está triunfando es que la joyería online nos permite elegir desde casa. Todos tenemos en mente un anillo ideal, pero tampoco podemos recorrernos la ciudad buscando.

Así que debido a las limitaciones del tiempo, la joyería online triunfa a pasos agigantados. Además de los precios competitivos, y es que a menudo las joyerías tradicionales inflan sus precios debido a la localización de la tienda.

¿A qué nos referimos? Pues a que a menudo por un anillo con los mismos quilates y las mismas piedras preciosas, cuesta más comprarlo en un local del centro de Madrid que de las afueras. Y es solo un ejemplo de muchos.

Claro que de nada sirve tener la más cara de las joyas si no cuidamos algo tan simple pero esencial como nuestra salud bucal. Y es que desde donde hablamos es a menudo por donde se nos juzga.

Clínica dental: la periodontitis y como cuidarla

Si antes hemos hablado de medicina estética, no podemos dejarlo sin mencionar la importancia de una clínica dental. Cepillado de dientes, hilo y seda dental, limpiezas, todo cuenta para luchar contra la periodontitis.

Esta enfermedad puede provocarnos un sangrado al cepillarnos, inflamación de las encías (gingivitis), e incluso puede llegar a afectar al hueso interno. Es decir, puede lograr que se nos caiga el diente.

Pero esto con una buena clínica tiene fácil solución. Si ya presentamos los síntomas es muy posible que necesitemos una limpieza bucal. Esta puede ir con un raspado o sin él, es decir, sin meterse tras la encía.

Después de eso, es aconsejable que nos den advertencias sobre como limpiarse bien los dientes. Los círculos al cepillarse, cierta suavidad, el hilo dental y determinados colutorios que ellos nos digan. Todo por nuestra salud.

Claro que esta clínica no sólo nos servirá para eso, sino también para otras cosas más rápidas como un blanqueo dental, que nos ayuda a tener una sonrisa resplandeciente. Incluso si se nos ven las encías, contrario a la creencia común, es muy posible darle solución.

En conclusión, antiguamente se decía que no había ética sin estética. Y esto es perfectamente traducible a que sin salud no hay belleza. Y es que cuidar el cuerpo a menudo es cuidarse a uno mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here