hacer compras inteligentes
unsplash.com

En occasions puede que compres mucha ropa y después cuando quieres vestirte para alguna ocasión, “no tengas nada que ponerte”. Esto te hace perder tiempo y dinero, y lo que es peor, malgastar tus energías por no hacer compras inteligentes. Por eso, es fundamental que aprendas a comprar bien y que así, no malgastes tu dinero.

Para comprar correctamente, debes comprender y apreciar tu figura. Tienes que encontrar esas piezas de ropa que van contigo, que te favorecen y que cada vez que te las pones te hacen sentir bien. Así podrás ponerte esas piezas todas las veces que quieras, sin excepción.

Las mujeres tenemos infinitas formas y tamaños, por lo que la forma de tu cuerpo importa, pero cómo te sientas importa mucho más. Tienes que valorar lo que funciona y lo que no funciona en cuanto a moda para ti. Así encontrarás tu estilo.

No te pierdas estos consejos para hacer compras inteligentes teniendo en cuenta tu estilo y tu cuerpo. Solo de esta manera podrás conseguir buenos resultados en tus compras, ¡y en tu armario!

compras inteligentes
unsplash.com

Ten en cuenta la proporción de tu cuerpo

Cuando te vistes debes encontrar el equilibrio. Las mujeres más grandes deben evitar escotes altos o blusas demasiado ajustadas. Si eres una mujer con caderas o piernas anchas, no te pongas colores oscuros en la parte superior de tu cuerpo y olvida el blanco para las caderas o las piernas, ¡debe ser al revés! Colores claros en la parte superior y oscuros en la inferior.

En el caso de los patrones, los colores… también pueden ayudarte con tu proporción corporal. Por ejemplo, debes recordar que los patrones en vertical alargan la figura y los patrones en horizontal, la ensanchan.

Piensa en cuál es tu color

Piensa cuál es el color de labial que te queda mejor, el color que le sienta mejor a tu figura… aunque existan clásicos como el rojo para los labios, no significa que sea tu color si a ti te sienta mejor otra tonalidad.

Como cualquier otro rasgo físico, el color de cada persona es diferente. En consecuencia, existe una selección única de colores que te quedará mejor que otros. Para determinar el esquema de color de tu guardarropa ideal, primero tienes que identificar el color. Una forma eficaz de hacerlo implica matices y niveles de contraste.

¿Cómo saber cuál es tu color?

Mira las venas de dentro de tu brazo. Si las tienes de color azul verdosas significa que los colores que mejor te van son aquellos de matices cálidos. Si las tienes de color azul morado, significa que los colores que mejor te sientan son los fríos.

hacer compras inteligentes
unsplash.com

Si el tono de tu pelo contrasta con el tono de tu piel, entonces debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Pelo oscuro con color claro: usa colores llamativos.
  • Cabello oscuro pero piel cálida: los colores de tierra son los que mejor te irán.
  • Pelo claro con piel cálida: tanto colores brillantes como los suaves te irán muy bien, eso sí, evita los oscuros o apagados.
  • Cabello claro y piel clara: evita los colores demasiado brillantes o vivos. Los colores fríos son mejor opción para ti.

Compra ropa que usarás realmente

Ahora que has considerado lo que se adapta a tu cuerpo y a tu estilo de vida, tienes que asegurarte de tener esto en cuenta cuando compres tu ropa. Así ahorrarás tiempo y dinero, ya que lo que te compres realmente le darás un uso y no se quedará en el armario con la etiqueta puesta.

Debes evitar comprar de manera impulsiva las prendas de ropa y así evaluar si ese artículo tiene sentido para ti. No compres una prenda solo por comprarla o porque se ve bonita en el escaparate. Debes probarla y saber si realmente esa prenda es una buena opción para ti y para tu cuerpo, así como para tu estilo y tus gustos personales.

Evita las compras impulsivas de prendas de moda al evaluar si comprarla tiene sentido para ti. Ahora tienes las herramientas para comprar correctamente, así que ve a buscarlas. No te dejes llevar por la moda pasajeras o por aquellas prendas que le sientan bien a tus amigas.

hacer compras inteligentes
unsplash.com

Cada cuerpo es un mundo y por ese sentido tienes que tener presente que lo que importa para que hagas compras inteligentes es el poder sentirte bien con la ropa que escoges, que te haga sentir estupendamente con tu cuerpo y con tu estilo personal. No permitas esas compras que acaban en el armario, en donaciones o vendiendo la ropa sin estrenar a precio más barato en tiendas de ropa de segunda mano en internet.

Ahora ya sabes en qué debes fijarte para que así puedas tener compras inteligentes y disfrutes de cada ropa que te compres desde el primer día hasta que la tires por haberlas desgastado tanto.