Exfoliar la piel es probablemente la manera más rápida de darle un aspecto más fresco a la piel. Exfoliando se puede mejorar el tono de la piel, ya que se retira la capa superficial de células muertas, que hace que la piel se vea más suave y menos arrugada.

Exfoliar no es lo mismo que lavar con agua y jabón la piel. Exfoliar es indispensable para sacar las células muertas de la piel, dejando expuesta la más fresca y brillante que hay por debajo.

Algunos consejos para exfoliar la piel:

  • Humedezcan la piel antes de comenzar a exfoliarla.
  • Cuando la piel esté completamente mojada, apliquen gel  exfoliante y froten suavemente.
  • Froten suavemente la crema exfoliante sobre todo el rostro, evitando los ojos y el área alrededor de los labios. Frotar no más de 10 segundos, ya que más tiempo puede terminar causando irritación de la piel.
  • Enjuaguen la cara con agua tibia y sequen suavemente con una toalla.
  • Una pasta casera para exfoliar la piel, se hace mezclando aceite de oliva con azúcar, se frota igual que si se tratara de una crema y se enjuaga.
  • Un error frecuente de muchas mujeres, es exfoliar la piel con mucha frecuencia, lo que a la larga produce sequedad y irritación. La frecuencia idónea es una vez por semana.

Foto