Cuidar la barba en verano: consejos y productos imprescindibles

Durante el verano, el cuidado de la barba se vuelve crucial, siendo más necesario que nunca debido a problemas como el sudor, la humedad y la exposición directa al sol. Por ello, es recomendable seguir una serie de consejos para mantener una barba impecable sin que se vea afectada por el calor, el cloro, el viento o la sal marina. María García, responsable de experiencia de cliente de la firma de champús sin sulfatos Dalire, comparte valiosas recomendaciones sobre cómo proceder y qué evitar.

  1. Mantén la barba corta y siempre hidratada: Durante el verano, es aconsejable tener una barba más corta y mantenerla hidratada. Para lograr esto, se recomienda utilizar superhidratantes y, posteriormente, aplicar un bálsamo after shave sin alcohol. En el caso de barbas más largas, es mejor utilizar aceites, pero sin abusar, ya que podría provocar descamación. Si la barba tiende a encresparse, algo común en entornos de playa, se recomienda utilizar ceras para darle forma y peinarla.
  2. Utiliza acondicionadores y champús específicos: Es importante emplear un champú exclusivo para la barba, ya que estos productos están formulados especialmente para mantener la zona hidratada. Estos champús contienen ingredientes suaves que no irritan la piel delicada del rostro. María García explica: «Es mejor utilizar champús libres de químicos y con ingredientes naturales y vegetales como argán, karité o almendras dulces». Del mismo modo, los acondicionadores deben usarse después de cada lavado, dejándolos actuar durante unos minutos antes de enjuagar.
  3. Lávala adecuadamente: Un aspecto importante es lavar la barba dos veces al día con agua y un jabón específico para barba. También es necesario tener cuidado con el aire acondicionado, ya que puede provocar deshidratación. Por ello, se aconseja llevar bálsamos específicos con ingredientes como manteca de karité durante las vacaciones en la playa o la montaña.
  4. Evita la irritación: La irritación puede ocurrir si la barba está muy seca o si los pelos están creciendo en ese momento. Al afeitarnos, dejamos los folículos de la raíz muy afilados y, al crecer, pueden pinchar la piel y causar picor e incomodidad. Desde Dalire señalan: «Otra causa de irritación es la caspa en la barba, que surge debido a una alteración de la piel causada por el crecimiento del vello facial. Para evitarlo, la barba debe estar siempre hidratada. Se recomienda utilizar un serum para barba todas las noches antes de dormir. También es conveniente utilizar una toalla suave, como las de microfibra o 100% algodón, para evitar una mayor irritación».
  5. No te olvides de protegerla del sol: Siempre debemos proteger la piel con un protector solar específico, pero también podemos encontrar aceites especiales para la barba que ayudan a protegerla de los rayos UV. Si tenemos zonas del rostro afeitadas y otras con barba más espesa, se recomienda utilizar un gel de afeitado transparente para delimitar claramente dónde comienza la zona con mayor volumen de pelo. Cada zona requiere un cuidado específico: para el afeitado, es conveniente usar una crema facial o tónico; mientras que para la zona de barba espesa, un buen jabón y aceite son fundamentales, pudiendo utilizar el jabón en todo el rostro.

Siguiendo estos consejos y utilizando los productos adecuados, podrás mantener tu barba en óptimas condiciones durante el verano, sin que los factores ambientales la dañen. Recuerda que una barba bien cuidada es el complemento perfecto para lucir un aspecto impecable en cualquier ocasión.

Últimos artículos

Scroll al inicio