David Delfín siguió fiel a su estilo de líneas rectas y cortes austeros y cuadrados.

Hombres y mujeres andróginos desfilaron por la pasarela proyectando una imagen ya característica del diseñador.

Para ellas hemos visto vestidos lisos y anchos con cremalleras traseras, que se asemejan a los trajes de neopreno. Mucho gris, esta temporada ha sido el color estrella del desfile, sin embargo, para las noches de fiesta Delfín propone vestidos de raso de corte ancho y abombado en verdes y azules.

Un único estampado para varias piezas, muy abigarrado y también en tonos grises.

El complemento por excelencia: los zapatos, altísimos tacones de aguja negros con plataforma y suela roja.

Para los hombres monos también estampados, trajes grises con bandas en beigue y negro y chaquetas de neopreno. Cortes igualmente anchos y abombados con un cierto toque militar.

No han faltado las características camisas del diseñador, blancas y de cuello alto cerrado.

Han roto la dictadura del gris varios modelos en verde y azul con estampado de laberinto y grandes bolsos masculinos con cilindros de madera que evocaban un hato.

Para los pies zapatillas de cordones tipo botín.

Fuente: Elle

Comments are closed.