La moda, al igual que muchos otros sectores de la sociedad, necesita de ciertas «normas» que ayuden al usuario a llevar un consumo y producción responsable. Para ayudar en esto, desde el Triángulo de la Moda acaban de lanzar un decálogo de buenas prácticas para concienciar al consumidor.

A ojos de este colectivo, que cuenta con una dilatada trayectoria en el sector, el parón provocado por la crisis sanitaria de la COVID-19 es la oportunidad para que la industria se replantee el actual sistema de producción y consumo. Para ello, proponen un Decálogo de Buenas Prácticas que frene la sobreproducción y ayude al comercio de proximidad en estos momentos tan complicados.

Decálogo de buenas prácticas en el sector de la moda

Veamos a continuación el decálogo que han preparado desde esta asociación:

  1. Reducir el consumo: comprar lo que realmente necesitamos, reduciendo el consumo por “impulso”.
  2. Comprar productos de calidad: elegir productos de buenos materiales que garanticen su durabilidad en el tiempo.
  3. Apoyar al consumo local: ayudar a las tiendas de proximidad, favoreciendo la economía local.
  4. Darle la vuelta a la etiqueta: saber quién y cómo se han fabricado las prendas.
  5. Apoyar el comercio justo: apostar por empresas que se preocupen por el medioambiente y los derechos humanos.
  6. Reutilizar y reparar, antes que tirar: dar una segunda vida a aquellas prendas que se puedan utilizar para otras cosas. Pantalones que se convierten en bolsos, por ejemplo.
  7. Reciclar: Tirar la ropa de manera selectiva de manera que se pueda reciclar el material del que está hecho.
  8. Cuidar tu ropa. Hacer un buen mantenimiento de las prendas garantizando su mayor durabilidad.
  9. Reducir el consumo de plástico. A la hora de ir a comprar ropa, eliminar las bolsas de plástico.
  10. Ante la duda, información. La mejor manera de actuar de manera responsable es informarse bien previamente.

El Decálogo de Buenas Prácticas será presentado en las redes sociales del Triángulo de la Moda por los propios asociados. Cada consejo del decálogo será presentado por un asociado diferente en formato vídeo, explicando el por qué es necesario ponerlo en práctica. Con esta acción, el Triángulo de la Moda busca también acercar a sus seguidores las personas que hay detrás de las diferentes marcas que forman parte del colectivo. Las publicaciones irán acompañadas del hashtag #SomosTriángulo, con el que quieren aunar los tres vértices que forman parte del símbolo del colectivo: los mayoristas/fabricantes; los minoristas que venden sus productos; y los clientes finales.