Si hasta ahora el mayor miedo de cortarse flequillo era el temible momento en el que decidiésemos dejarlo crecer, esta temporada estamos de suerte porque las tendencias marcan que se llevan los largos a medias tintas. Pasando de los ojos, a la altura de la nariz o rozando la mandíbula.

Se llevan los mechones cuadrados o ligeramente desfilados, a ambos lados de la cara, con la raya en medio, al lado, recogidos o simplemente revueltos.

En esta foto vemos como le sienta a la top Sasha Piovarova, que posa con el look que se impone este verano, melenas semi largas despeinadas, con ondas naturales y cortes deshechos y desestructurados.

Se impone la naturalidad de un look hippie chic.

Fuente y fotos: ELLE

Comments are closed.