Merece la pena analizar el último desfile de Galiano al frente de la casa Dior en la París Fashion Week. El genio hizo honor a su nombre con un desfile soberbio en el que vimos creaciones urbanas aunque propias de alta costura que ostentaban su sello más personal; ese punto extravagante e irreverente que solo Galiano sabe aplicarle a la distinción y la elegancia.

Altísimas botas de mosquetero en colores combinadas con el eterno cabás de mano de Dior. Bermudas cortitas y americanas cruzadas con los cuellos y puños de pelo.

Vestidos de gasa bajo abrigos de corte victoriano con altísimos zapatos de plataforma y estolas de piel…un look a caballo entre los dandys y los mosqueteros reinventado en clave femenina.

Galiano impresionó con larguísimos abrigos de paño en colores chillones combinados con botas interminables y exagerados remates de pelo largo. Como siempre diseñó para una mujer atrevida y segura de si misma. Ensalzó la feminidad en cada uno de sus diseños.

No sabemos el rumbo que tomará Dior sin Galiano, lo que esta claro es que hasta ahora formaban un tándem casi invencible. Como no podía ser de otra manera la despedida fue espectacular.

Fotos: Elle

Comments are closed.