Miguel Palacio es uno de los incombustibles de la Cibeles, diseños con formas sencillas, escotes atrevidos, vestidos que dejan la pierna al desnudo. Los pantalones largos también tienen su hueco, aunque mucho menos que los largos vestidos, faldas o incluso las minifaldas.

En cuanto al colorido, Miguel Palacio opta por los negros, aunque en vestidos de noche ofrece rojos, negros con lentejuelas, blancos brillantes, azules marino, salmones… y no olvidemos los lunares, algo que en el día de ayer se has visto bastante.

En definitiva, un desfile más bien pensado para la primavera y las noches de verano, apostando siempre por un uso innovador de los tejidos. Tras el salto el resto de imágenes.