Por lo general, cuando llega el verano, o mejor dicho, las primeras colecciones de verano a las tiendas, los colores fuertes y brillantes suelen causar una gran impresión acostumbrados a los oscuros tonos del invierno. Es más, la primera vez que voy a ver las colecciones nunca terminan de convencerme esos tonos. Evidentemente, cuando vuelvo, a las dos semanas, ya me parecen diferentes y acabo comprándomelos. Es simplemente habituarse a la llegada de la estación estiva.

Y como cada verano, este no solo llega de colores fuertes, sino que los tonos que hace menos de unos meses hubiésemos descartado está a la última, pero no solo en las prendas de vestir, sino incluso en el maquillaje. Es más, los colores neón para las uñas, son la última tendencia de moda.

Apostar por el azulón, el amarillo o el coral para darle un toque veraniego a las uñas de manos y pies es una opción ganadora, y como ya llevamos unos cuantos meses de colección primavera verano y el sol ya nos ha dejado ver sus primeros rayos, de seguro que no os sucede lo que a mí las primeras semanas de febrero cuando el frío y la lluvia todavía hacen que nuestra vista no quiera ver delante esos colores chillones.

Comments are closed.