Siempre he dicho que la ropa masculina es más bien neutral y es muy difícil, a menos que tengan un ojo entrenado, que puedan distinguir entre un conjunto moderno y uno que ya lleva colgado dos años en el armario del varón en cuestión.

Ese aspecto de la moda masculina es el amigable para ellos, porque con un presupuesto bastante reducido, se pueden hacer de un armario genial, aunque no digo que nosotras tengamos que invertir mucho, pero ciertamente que nos cuesta más, porque a las mujeres siempre las andan mirando con un ojo más crítico que a los hombres, ¿o acaso no es así?. Si llevamos una falda repetida tres días al trabajo, seguro que todos lo notan, lo mismo que si nos la cambiamos a diario y vamos variando en prendas y color.

De todo esto, saco en conclusión que ellos son unos suertudos, aún así los diseñadores crean estilos muy atractivos para que se vean más relajados. En ese aspecto, creo que la moda masculina ha variado, en que antes los trajes de vestir eran empaquetados y hoy, son sueltos y relajados, algunos con cortes extravagantes, con botones desordenados, y con accesorios que le dan un aire diferente a lo común. Aquí va una selección de lo nuevo para el verano 2010 para ellos.

Vía