No, tranquilos. No es que IKEA se haya metido en el mundo de la moda y nos dé las piezas cortadas y los patrones para que nosotros lo cosamos. Hoy os traigo una original idea con la que puedes crear prendas únicas de ropa y lucirlas a la moda, aprovechando algunas piezas que tengas por casa como edredones o sábanas que ya no uses.

Lo único que necesitas es tener claro el diseño que quieres y saber un poquito sobre corte y confección y crear tus propios retales. Ya sabes que esto del cut-off se lleva muchísimo, así que ponte manos a la obra con las tijeras, aguja y e hilo y atrévete a tunear los diseños de IKEA para hacer tus propias prendas de vestir.

En Flickr hemos encontrado esta falda. Si eres un habitual de IKEA seguro que ya sabes que se trata de la funda de edredón Brunkrissla, esa que se vende en tonos naranjas y rojos o azules, verdes y morados. Y el resultado es bastante curioso y original. Porque no todos los días podemos ver un edredón convertido en falda. Esta otra está hecha con la tela Barnslig. ¿No es genial?

Partiendo de esta idea ya podemos hacer cualquier prenda. Y viendo la variedad de estampados de IKEA, se me ocurren muchos modelos que podríamos hacer. Lo único malo, que yo no tengo mucha maña con esto de las agujas, así que tendré que buscarme la manera para hacer mis vestiditos.

¿Qué opinas? ¿Te atreverías a hacer un reciclado así o eres de las que piensan que cada cosa en su sitio y las sábanas deben quedarse en la cama?