Con esto del fashion food no nos referimos a ese vestido de filetes con el que Lady Gaga sorprendió a todo el mundo, sino a algo más discreto y divertido. Y es que los estampados de comida están a la orden del día y dan un toque ideal y muy curioso a tu look. Este verano es una de las tendencias emergentes gracias a las prendas que han presentado grandes firmas de moda.

Una de las más atrevidas fue Moschino, que además ambientó el desfile de presentación de sus prendas en una frutería. Un lugar idóneo para las creaciones que vimos. Desde faldas con pequeñas fresitas como motivo del estampado, hasta un gran vestido de fresa. Aunque a más de uno le recordará a ese disfraz que vistió de pequeño en el colegio, lo cierto es que tiene un toque muy divertido.

Si prefieres algo más discreto, este dos piezas de Dolce&Gabbana es ideal para el verano. A pesar de su colorido es más discreto y sólo descubrirás los chilis del estampado si te fijas bien, porque de lejos parece un dibujo abstracto que alegra mucho el fondo blanco.

¿Sigue siendo muy atrevido para ti? Pasemos a los complementos. Marc Jacobs no ha dudado en apuntarse a esta moda de la fashion food y ha sacado una línea de complementos con forma de limón muy divertidos. Pendientes, colgantes y anillos están disponibles para que los luzcas como nadie.

También este tocado que puedes encontrar en Asos hará que todo el mundo se fije en ti. ¿No te parece divertido llevar esta manzana a lo Guillermo Tell?

Aunque puede parecer demasiado extravagante, luego no digas que no te hemos avisado si esta tendencia se impone por completo este verano. ¿Te animas con ella?

 

Fuente: Telva