Tu piel te protege, calienta y te transmite placer al contacto, entonces, es el momento de demostrarle un poco de cariño cuidándola. Nunca es demasiado tarde para empezar, y si así lo crees, hay una buena noticia: las capas de la piel crecen y se regeneran completamente unas 1.000 veces durante toda tu vida, así que hay muchas posibilidades de mejorar la piel para que siempre este sedosa y brillante.

111

Limpieza: Para limpiar tu piel, no hace falta productos costosos y irritantes. Con una buena barra de jabón neutro o de glicerina y una esponja suave, es suficiente. No hay necesidad de quitar toda la grasa de la piel del rostro, ya que al final, terminarás resecándola.

Filtro UV: Aunque te parezca un punto insignificante, tu boca sufre cada vez que la dejas sin protección ante los rayos del sol. Los cáncer de boca son mucho más agresivos y susceptibles de propagación que los de cualquier otra parte del cuerpo, así que para la próxima salida, usa una barrita de filtro UV.

Cosméticos naturales: Si vas a usar cosméticos naturales, orgánicos y sin químicos, cerciórate antes de comprarlos que realmente son lo que dicen en las etiquetas, revisa estudios y ve que laboratorio o universidad los avala.

Retinol: Para prevenir la aparición de arrugas alrededor de los ojos, usa retinol del que se vende libremente en las farmacias, o consigue una receta para aplicarlo. Todas debiéramos usar retinol a partir de los 25 años para prevenir las arrugas y las desagradables líneas que delatan el envejecimiento.

Cuidar la piel implica observarla, cuidarla con tratamientos especiales y estar atentos a lo que le pueda afectar. Recordemos que ella es la que nos acompañará por el resto de la vida así que hay que tenerla en las mejores condiciones posibles.

Foto: flickr