Un paseo por la historia del Corset

0

El Corset es una prenda indispensable en la historia de la moda y de la realeza. Y es que ninguna mujer podía formar parte de la corte si no usaba corset. Y es que la reina consorte de Francia, Catalina Médicis prohibió a todas las mujeres lucir cinturas anchas en la corte de 1550.

La única manera de disimularlas era con los corsets. Una prenda que se diseñaba con colores claros,una tela resistente, varillas muy rígidas pegadas a los lados y cordones cruzados para apretar hasta la asfixia la cintura y poder llegar a esos alucinados 50cms. de diámetro de cintura.

Las mujeres de la época que lucían estos apretados corsets prácticamente no podían respirar, la asfixia era tanta que en ocasiones se desmayaban por la falta de aire. Pero conforme han pasado los años su uso se ha hecho más cómodo, agradable e incluso erótico.

Precisamente fue Clara Clark quien diseñó el corset con la textura y forma que actualmente conocemos. Se basaba en  bolsas pectorales y tirantes que pasaban por los hombros y se cruzaban en la espalda. Y durante estos años se le han ido añadiendo más detalles para hacerlo cada vez más agradable y sensual de llevar. Pero lo que nunca ha perdido es su función que no es otra que estilizar la figura de la mujer. De hecho, ahora ayuda a mejorar las posturas incorrectas y a reducir varias tallas.

Los corsets actuales tienen las siguientes características:

-Lucen una cintura más delgada sin quitar la respiración

-Levantan el busto

-Muestran un vientre más compacto y firme

-Ayudan a disimular los michelines

Su fabricación se basa en algodón o satín. Y se pueden encontrar en varias tonalidades y texturas. De hecho, es una prenda que se adapta a las tendencias de la moda. Muchas mujeres lo utilizan sólo, sin blusa. Un uso bien distinto al que le daban las mujeres de la realeza.