Este diseñador ya lo hemos visto en la Cibeles anterior y sin duda no deja indiferente a nadie, aunque en este adelanto de la primavera-verano 2011 ha mostrado unos diseños más “normales”, el excentricismo se ha dejado a un lugar y se ha dejado ver un Carlos Díez diferente, pero manteniendo la esencia.

Comenzaba todo con lineas retro en ropa interior y mocasines, basado en el color blanco. Sin previo aviso, vestuarios que parecían recordar a los trajes baby-doll, aunque estos bañados de rayas rojas y verdes o en tonos amarillos.

Pantalones beige, shorts, bombachos en color hueso y dejando de lado los zapatos para dar la bienvenida a las Converse. Tras el salto disfruta de este simpático diseñador y de su fantástica colección.

Comments are closed.