El diseñador gallego Jandro Villa de 28 años ha sido nombrado ganador de la XXIII Edición del Premio Nacional a la moda para jóvenes organizado por la Asociación de Nuevos Jóvenes Diseñadores -ANDE- celebrado el viernes 25 en el edificio de Telefónica Flagship Store, situado en la Gran Vía Madrileña.

Su colección “Madia Leva”, que salió votada por la mayoría de los miembros del jurado, era una mezcla de cultura gallega y finlandesa, en ella vimos mezclados iconos de las raíces más profundas de Galicia y de la cultura clásica de Nórdica.

La gama crómatica se ha reducido a los grises y al blanco sucio, lo que se ha traducido en estilismos sobrios, cerrados, mudos, sin adornos, un estilo en equilibrio entre la sobriedad de los trajes del campo y los del ejercito.

Sus diseños se han caracterizado por prendas superpuestas, mezcla de materiales, patrones neutros con cortes geométricos y patronaje de sastre frente a modistería clásica.

Los materiales que hemos visto han sido gruesos y resistentes, materiales de trabajo: sarga de algodón, paño de lana, tergal, entretela vuelta, oxford y punto de red. Las modelos recordaban una estética antigua con pañuelos a la cabeza, medias tupidas y gafas de cristal grueso.

EL punto curioso lo dio la nota performance del desfile: una palmada de harina.

El segundo finalista fue Ovidiu Catalin por Cantábria y la tercera Jessica Conzen que representaba a las Islas Baleares.

Los desfiles estuvieron muy entretenidos porque tuvimos un poco de todo, vestidos de novia, looks urbanos, de fiesta, reminiscencias de los 20 y de los 70, tendencias kitch, diseños inverosímiles, zapatos súper originales incluso algún que otro vestido de novia.