La cirugía vascular poco invasiva es tu opción para eliminar varices

varices en la pierna

Cada vez son más las personas que buscan soluciones para los problemas de varices que sufren. En muchos casos, las varices solo suponen un problema estético, pero en otros muchos provocan un importante dolor en las piernas. Por suerte, hoy en día existen diferentes técnicas que permiten combatir a las varices y acabar con ellas de forma eficaz. Dentro de todas estas técnicas, cada vez es más habitual apostar por cirugías poco invasivas debido a sus buenos resultados que ofrecen, además de ser muy beneficiosas para el paciente. En este sentido, lo más importante es ponerse en manos en verdaderos expertos de tratamiento de este problema. Es el caso de la clínica de varices Vasculine que cuenta con un equipo de especialistas con una larga experiencia dentro de este tipo de tratamientos.

Qué es la cirugía vascular poco invasiva

Cuando hablamos de cirugía vascular poco invasiva, nos estamos refiriendo al uso de técnicas que se llevan a cabo mediante pequeñas incisiones sobre la zona a tratar, lo que reduce el trauma quirúrgico, además de ofrecer una recuperación más rápida.

El uso de este tipo de técnicas para acabar con las varices, ofrece importantes beneficios para los pacientes. Veamos a continuación algunos de los más importantes:

  • Menos molestias durante y después de la intervención. Al tratarse de pequeñas incisiones, las molestias y dolores de este tipo de técnicas son muchos menores que las causadas por otras más invasivas.
  • Vuelta más rápida a la rutina diaria. Al tener menos dolores y molestias, los pacientes pueden volver a su rutina diaria de forma casi inmediata, pero siempre sin olvidarse de tomar ciertas precauciones para evitar posibles complicaciones.
  • Se reduce la estancia hospitalaria. Otro de los grandes beneficios es que el tiempo que el paciente pasa en el hospital se reduce considerablemente, pudiéndose ir a su casa a las pocas horas de la intervención.
  • Se reduce la posibilidad de sufrir infecciones. Al tratarse de pequeñas incisiones, el riesgo de sufrir algún alguna infección se reduce, mejorando de esta forma todo el proceso postoperatorio.

Principales técnicas poco invasivas para el tratamiento de las varices

En la actualidad existen varias técnicas poco invasivas que se pueden utilizar para acabar con las varices. Utilizar una u otra dependerá de las circunstancias de cada paciente. Veamos a continuación las principales técnicas que vienen utilizando en la clínica Vasculine.

Microespuma

Se trata de una técnica que se utiliza tanto para varices finas como gruesas. Consiste en una mezcla de gases fisiológicos, que junto con una sustancia esclerosante, permite conseguir un producto que se asemeja a la espuma. Esta mezcla se inyecta sobre la vena dañada para provocar su cicatrización y que de esta forma termine desapareciendo. Mientras que esto ocurre, la sangre busca un camino alternativo más saludable y en mejor estado.

Esclerosis

La escleroterapia es un tratamiento mínimamente invasivo que funciona muy bien para acabar con las venas varicosas y de araña. Durante este proceso, se inyecta sobre la vena afectada una solución que hace que esta se encoja, y con el paso del tiempo, acabe por desaparecer.

Sistema Clarivein

Está pensado para varices gruesas y consiste en insertar un catéter a través de la vena hasta alcanzar el punto de fuga de la sangre. Una vez alcanzada esa sección de la vena, se inserta un líquido esclerosante que actúa sellando la fuga, a la vez que un rotor mecánico genera un espasmo de la vena, eliminando de esta forma la variz.

Sistema Venaseal

Esta última técnica se utiliza cuando se trata de venas gruesas. Mediante una ecografía, el especialista guía un pequeño catéter hacia la vena enferma. A continuación, el dispensador VenaSeal hace uso de una pequeña cantidad de pegamento médico para cerrar la vena. Una vez que se cierra la vena, la sangre se redirige hacia otras venas sanas.

No lo dudéis, y en el caso de sufrir problemas de varices, acudid a Clínica Vasculine para que un equipo médico especializado os haga un estudio de vuestro caso y os orienten en todo el proceso para acabar con ese molesto problema. Seguro que no os arrepentiréis.

Ir arriba