Duquesa de Alba
Fuente: Love is speed

La Duquesa de Alba ha muerto, contra lo que se esperaba,  una mejoría de una dama de la alta nobleza española que parecía resistir a la edad y las contrariedades, ha dejado de existir la tan conocida Duquesa. Sevilla entera se ha volcado a despedir con cariño a la Duquesa, que era una madrileña que se sintió siempre andaluza amó a la ciudad hispalense en donde pasaba la mayor parte del año en su palacio de Dueñas. Ha acabado una era podría decirse, la Duquesa de Alba era una mujer con estilo propio, una mujer que vivió adelantada a su tiempo.

Duquesa de Alba
Fuente: Love is speed

La Duquesa de Alba y la moda

Más allá de lo que todo mundo se encarga hoy de recordar de la recién fallecida Duquesa de Alba, era una mujer ejemplo para las mujeres de cualquier época, se resistió a las convenciones sociales siendo la mujer independiente que toda mujer debe ser ante las decisiones de su vida.

Duquesa de Alba
Fuente: Love is speed

Una mujer admirable que hacía suya la consigna “vive y deja vivir” pero a la que nos referimos hoy por su gusto con la moda. La Duquesa nos ha dado una lección para quienes piensan que la moda es para las jóvenes y que las mujeres a cierta edad deben dejar de lado sentirse atractivas y decantarse por la moda.

La Duquesa de Alba siempre con estilo

Duquesa de Alba
Fuente: Love is speed

Pero alejada de las excentricidades que hacen suyas algunas nobles y celebridades, la Duquesa de Alba disfrutó siempre de vestir a la moda con su estilo personal. Era una amante de los estampados, los colores intensos, las cinturas acentuadas en sus vestidos, la falda corta para la mujer adulta, ¡las pulseras en los tobillos! y los accesorios para el pelo. Que la Duquesa a sus 88 años daba cuenta de su estilo personal luciendo siempre muy a la moda pero con una visión de la misma con la que lucía original y favorecida.

Duquesa de Alba ícono de la moda

Duquesa de Alba
Fuente: Love is speed

Y no era para algunos cuantos que se percibía la Duquesa de Alba una mujer exponente de la moda femenina. Para muchos doña Cayetana era la mujer que todas desearíamos ser a su edad, independientes, segura de si misma, disfrutando de la vida cada instante, con un entusiasmo desbordante y siempre vestida a la moda. Así la ha reconocido en el 2010 Vanity Fair. la revista de modas cuando la eligió entre las personas mejor vestidas de dicho año.

Hoy ya no veremos en portada a doña Cayetana, Duquesa de Alba, pero nos quedan las imágenes que nos recuerdan su espíritu, su alegría, su carisma personal y el gusto por la ropa elegante y moderna, una mujer digna de imitar, una mujer que nos mostró que la vida merece vivirse intensamente. Descanse en paz.