Una mujer moderna no lo pensaría dos veces antes de comprarse un esmoquin en el día de hoy. Pero la historia no siempre fue así, porque en sus inicios, por el año 1966, el esmoquin no tuvo buena recepción entre las compradoras de moda.

Quien introdujo el esmoquin en el mundo de la moda femenina, fue Yves Saint Laurent. Hoy día, todas sabemos que un esmoquin es todo un icono, un básico indispensable. Cuando recién se introdujo esta prenda en las tiendas de moda, tuvo muy malas críticas, como que era una prenda obsoleta y derechamente fea para las mujeres.

Pero famosas como Catherine Deneuve, Liza Minelli, Lauren Bacall y Bianca Jagger se enamoraron rápidamente de la moda esmoquin que propuso Yves Saint Laurent para las mujeres, inspirándose en esta prenda tan clásicamente vista como de hombre.

Un esmoquin, es una prenda de estilo, no de moda, y hoy día todas las chicas lo entendemos así. Un esmoquin te permite lucir poderosa y te permite también, añadirle un toque brillante glamoroso a cualquier look.

Los esmóquines tienen tantas versiones y facetas, que se pueden  usar con pantalones, vestidos y jeans. Sea cual sea la versión que ocupen, siempre el resultado será una elegancia sobria y pulida.

Vía: Fabsugar, Foto: Woman