Más de alguna vez les debe haber pasado que entraron a una tienda, algo les llamó la atención y no podían salir de ahí sin llevarse lo que les gustaba. Al parecer es algo que le pasa a la mayoría de las mujeres, incluyéndome también.

Todo esto es comprensible, pensando que no cualquier bolso queda perfecto colgado al hombro de una. Un tipo de bolso que supongo quedaría perfecto colgando de mi hombro es este rosado de Valentino. Su diseño, color y textura es maravilloso.

Otro bolso diferente y más juvenil, es este con diseños tribales de Marc Jacobs. Su estilo y personalidad es como para no pasar inadvertida en ninguna parte.

Por último, observen este bolso de Hermes Birkin. El color índigo es tan versátil que realza hasta un simple jeans, y su tamaño permite llevarse todo lo que vayas comprando por ahí si quieres. Los bolsos grandes son en definitiva, mis favoritos.

Vía