La pandemia a afectado a muchos aspectos de nuestra vida, siendo el más importante nuestra salud. No solo nos referimos al riesgo de contagio, sino también a otros aspectos como la práctica de ejercicio o disfrutar de una dieta equilibrada. Según un estudio reciente, la mitad de la población habría engordado 5 kilos durante el último año a causa de la pandemia.

La modificación de los hábitos durante la pandemia ha llevado a una serie de cambios en la alimentación y el estilo de vida de los españoles. De hecho, el 60% de los encuestados reconoce que ha descuidado la alimentación un poco. “Se ha hecho menos ejercicio, como consecuencia del confinamiento y el cierre de los gimnasios, se ha consumido mayor número de snacks, cereales, dulces y alcohol, y ha habido mucho más tiempo libre y en soledad para muchas personas. Todo esto ha generado una situación de ansiedad y depresión y ha aumentado lo que conocemos como ingesta emocional, el comer para sentirnos bien”, resume la doctora Pilar Riobó, jefa asociada de Endocrinología y Nutrición. A raíz de todo esto, un 86% de los encuestados afirma que le preocupa su alimentación como consecuencia de la pandemia. “Muchas personas se han visto en la necesidad de pedir ayuda para controlar su alimentación y su peso, y hay que tener cuidado porque la obesidad y el síndrome metabólico son dos factores de riesgo muy importantes de sufrir COVID-de forma grave”, advierte la doctora Riobó.

Un ejemplo de ello es el de Melisa Medina, una joven de 35 años que había conseguido perder 30 kilos en los últimos 2 años y que durante la pandemia ha tenido problemas para mantenerse. “La pandemia me ha supuesto un paso atrás, me encontré con que lo que había perdido lo estaba recuperando por culpa de la ansiedad generada por el encierro por eso decidí de nuevo acudir a un nutricionista a través de la farmacia para ayudarme a volver a mi estilo de vida saludable”, comenta. Melisa había pasado por numerosas dietas hasta que se puso en manos de un nutricionista y consiguió perder todos esos kilos. “Tomé la decisión tras probar la dieta cetogénica que llegó a provocarme un cólico en el riñón”, afirma. Con el nutricionista, Melisa “aprendí a comer, a entender para qué sirven los alimentos y a cómo incorporarlos a mis comidas para que beneficiaran a mi organismo”, comenta.

Los peligros de las dietas sin control

Para perder esos kilos ganados durante la pandemia, los expertos insisten, con motivo del Día Mundial de la Nutrición, en que lo más importante es “evitar las dietas sin control, que no siguen unos patrones dietéticos equilibrados y saludables, y que incluyen prácticas exageradas como los ayunos o la evitación de grupos de alimentos. Estas pueden conllevar efectos secundarios importantes como alteraciones de micronutrientes o de electrolitos, que conduzcan a trastornos cardíacos, pérdida de masa muscular o, incluso, alteraciones psicológicas debidas a las restricciones dietéticas excesivas”, advierte Andrea Calderón, nutricionista y secretaria científica de la SEDCA. Las consecuencias de estas dietas llegan a las consultas de los nutricionistas. “Nos llegan muchas personas que han hecho dietas recomendadas por amigas o que han visto en Internet y vienen desesperadas porque no han podido mantenerlas, porque les han hecho recuperar los kilos perdidos o, lo que es peor, porque han sufrido algún daño en su salud”, añade.

Por ello recomiendan acudir a un profesional sanitario cualificado, “que nos dará las pautas para seguir y mantener siempre un estilo de vida saludable, acorde a nuestra rutina, gustos, y preferencias, de forma individualizada. Hay multitud de formas de comer saludable y cubrir nuestros requerimientos de nutrientes, pero cada uno tenemos que encontrar la nuestra. Y, por supuesto, siempre acompañado de la práctica de ejercicio físico, inclusive ejercicios de fuerza para mantener la masa muscular mientras perdemos grasa corporal”, sostiene Calderón. Además, recuerda, que “no hay ningún alimento ni producto que por sí solo pueda ayudarnos a adelgazar (aunque indique ser light, diet, 0%, etc.) Si fuera necesario, se pueden utilizar ayudas como los preparados farmacéuticos de origen natural, pero siempre acompañando a un cambio de hábitos y estilo de vida, y con la recomendación de un profesional sanitario”.

En este sentido, es una gran novedad la llegada de Figurmed Metabol® porque sus extractos vegetales, a base de hibisco y hierbaluisa, han demostrado eficacia para el control de peso y la reducción de grasa”, concluye la doctora Riobó. De los encuestados, el 76% elegiría un producto de origen natural y lo compraría en farmacias si tuviera que buscar una ayuda para controlar el peso con dieta y ejercicio.