Los diseñadores de moda, deben poner a disposición del público toda la creatividad que creará tendencias para la gente de la calle, o a un segmento especial, dominando en toda su magnitud los principios del diseño para conseguir abrirse camino.

alis

Los diseños pueden ser muy acordes con los tiempos y a la vez, tan atractivos como se quiera que sean. En lo que atañe a colores, las tendencias y estilos de cada temporada, es vital inspirarse en lo que se lleva por las calles.

Los diseños y los principios que rigen este arte cambian con los cambios que experimenta la sociedad. El diseño comienza con el esbozo de la última creación. Los detalles llegan al bosquejo en muchas formas distintas, como las películas, las revistas y la misma calle.

Para ver una muestra de la idea, los diseñadores llevan su diseño al computador, el que entra en un software de diseño gráfico desde donde se puede desarrollar el diseño hasta ver materializada la muestra, entregándole al diseñador la oportunidad de modificar aquellas cosas que no salieron como esperaba.

Cuando el autor del diseño cuenta con aceptación de sus diseños nuevos, ya puede producir una muestra adecuada que servirá para lanzar la nueva línea de vestuario. Los diseñadores de alta costura se preocupan de atender a las tiendas especializadas o las secciones de moda glamorosa en los grandes almacenes. Lo más común es ver que la mayoría de los diseñadores de moda concentran su trabajo en el mercado de masas, lo que siempre va dejando el nicho de lo único y diferenciado, eso que gusta a todas, pero no se encuentra en ninguna parte.

Foto: flickr