Las lentejuelas han dejado de ir de la mano de la noche, esta temporada han dado brillar a la luz del día en bañadores y bikinis y sobre todo a vestiditos de inspiración “casual” para bajar a la playa o a la piscina o para irte a tomar unas cañas sin más.

Eso si; en este caso se hace norma aquello de que “menos es más” si llevas un vestido o una camiseta con lentejuelas durante el día, olvídate de complementos o utilízalos súper discretos. Suéltate el pelo o recógelo en un moño deshecho y  el maquillaje lo más natural posible.

Escoge siempre apliques con pailletes en tonos dorados, cobre, o plateados  y huye de los colorines.

Foto: Victoria´s Secret