Con el Año Nuevo tan reciente, seguro que han quedado con más de alguna lentejuela pegada en el cerebro. Lo mismo ocurrió con los diseñadores, y no sólo por esa gran noche, sino porque se atrevieron a proponer vestidos y trajes muy brillantes para la próxima primavera 2010.

1

Mientras un traje brillante sin tirantes de Isaac Mizrahi se luce en la pasarela, los de Pucci no se quedan atrás y esperan su llegada en el momento oportuno. Balmain trae brillos glitters y lentejuelas que brillan al máximo, hasta el jeans.

2

Antes, se solía evitar los brillos en vestidos y trajes diurnos, por considerárseles muy exagerados y ostentosos, sin embargo hoy, son deseables y buscados, porque un brillo bien llevado, siempre queda bien y alegra el día tanto para quien lo lleva, como para quien lo mira.

3

Los brillos han llegado incluso, a los zapatos y zapatillas más sport, así que el miedo por usar brillos no tiene lugar.

Vía