De los más informales a los más sofisticados, los relojes son el complemento ideal masculino.

Desde que en el siglo XIX se inventaron para sustituir a los relojes de bolsillo, los relojes de pulsera han recorrido un largo camino. Moda, el diseño y la alta maquinaria se conjugan en el complemento más demandado por hombres de todas la edades.

Distinguiendo los mejores relojes

Comenzamos con la eterna polémica: reloj de tipo mecánico o de tipo digital. El mecánico o analógico (de cuerda automática o manual) es tenido siempre como el más elegante. De hecho, el choque suele ser en realidad entre escoger uno mecánico o uno de cuarzo. El primero es el más fabricado en los de alta gama, especialmente los automáticos. Estos son los que no necesitan cuerda, sino que con el movimiento se mueven. Los de cuarzo también son muy demandados, sobre todo porque su mecanismo funciona con pilas. Los japoneses son los amos de esta categoría, así como lo son en cierto modo de lo digital.

Una vez aprendido esto, escogemos nuestro estilo, ya sea el clásico (o sobrio), el informal (no te dejes confundir por los colores chillones) o por uso: buceo, trabajo diario, cena de compromiso, con diseño militar, de aviador, que cuenten con altímetro, cronómetro, etc. Los de estilo transparente sirven a muchos para diferenciar auténticos de imitación. Por ejemplo, Rolex jamás los ha utilizado.

Obviamente, platino, plata, oro o cuero son algo que tenemos en cuenta. Pero, ¿y el cristal de la esfera? Que no esté golpeado ni rayado, es importante, pero también comprobar el material. Si es de zafiro debería ser imposible su rayado. Pero quizás sea de plástico de alta resistencia o de cristal mineral. Es evidente que las marcas de lujo usan los primeros, pero no hay que desdeñar otras posibilidades.

Aspectos secundarios, como si es iluminado o retroiluminado, si posee una caja más o menos bella, o criterios de color o forma (incluso con lupa), son ya más secundarios y entran en el buen gusto del cliente.

Comprar grandes relojes a bajo precio

Si bien no existen fórmulas mágicas, es evidente que estar atento a las ofertas de las distintas marcas, promociones o las liberaciones de stock de grandes cadenas, es una buena idea para conseguir grandes relojes a bajo precio. Sin embargo, esto puede suponer esperar hasta el infinito, que nos den gato por liebre o que el número de los disponibles (y su calidad) no sea del todo satisfactoria.

Una manera eficaz de conseguirlos a bajo precio, pero sorteando estas dificultades, es acudir a una buena tienda de compraventa de relojes de segunda mano. No solo están especializados en alta joyería, con lo que eso supone de cuidado de la pieza, de la esfera, maquinaria o garantía, sino que dispondremos de un amplio muestrario, aun cuando el mismo depende del número de relojes traídos por los clientes. Conseguir relojes cuidados de extraordinarias y reconocidas marcas como Omega, Rolex, Longines o TAG, entre otras muchas, es posible. Los envíos gratuitos y el pago seguro (cuando no directamente recoger el reloj en tienda) nos aseguran tranquilidad.

Conseguir un Bvlgari Calibro conmemorativo de la Champions 2012 por menos de 7000€, un Bell & Ross Vintage por menos de 3000€ o un Audemars Piguet Royal Oak por menos de 13000€, es posible. Sueños de fantasía que únicamente son accesibles en una tienda de compraventa de segunda mano. Hay que recordar, además, que te pueden ofrecer otros servicios complementarios que tu preciado reloj merece, desde un pulido a una comprobación de hermeticidad, pasando por una revisión completa que puede incluir examen de autenticidad; nada pondrá en peligro el reloj que adquiramos, asegurando su durabilidad y originalidad.

Definitivamente, los relojes para hombre están pensados para todo tipo situaciones, sean la que necesitan de mayor etiqueta, informalidad o ambiente relajado y festivo. Los mejores relojes, por su maquinaria y prestaciones, pueden encarecerse más de lo deseado, pero gracias a pequeños trucos como acudir a buenas tiendas de compraventa, podemos conseguir ese reloj de lujo que deseamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here