La firma Roccobarroco ha presentado su colección primavera verano en la pasarela de Milán. Merecen mención especial sus Little White Dress (LWD). 

Muy cortitos, plagados en encajes y puntillas  y con unos cortes muy favorecedores.

Hemos visto desde el estilo blusón de corsario, perfecto para llevar solo o con shorts, hasta este modelo un poco Madonna de inspiración ochentera, pasando por los típicos baby doll y los modelos más clásicos.

Una selección que sin duda merece la pena ver.

Un truco: este tipo de vestido es atemporal. ¿Lo quieres usar en invierno? póntelo con medias tupidas….voíla es otro vestido.

Entre los diseños cabe destacar la elegancia de unas minitúnicas de gasa en colores vivos que prometen ser tendencia.

Fuente y fotos: ELLE

Comments are closed.