Parece que la moda ya no se conforma con sorprender únicamente con los vestidos y las prendas de las nuevas colecciones. Y después de que hayamos visto como los desfiles se transforman en un avión de los de verdad, lo cierto es que Marc Jacobs para Louis Vuitton ha hecho lo propio cerrando la Semana de la Moda de París como si fuese una verdadera estación de tren. Así nos ha dejado a todos boquiabiertos porque el ambiente era casi de los reales.

Un tren justo al lado que hacía pensar que las modelos acababan de venir de un largo viaje de lujo, porque salían cada una de ellas acompañadas de un botones, como si de un cuento de lo mejor de la década de los 20 se tratase. Pero claro no podemos atender al detalle del escenario y no pararnos en la nueva colección de Louis Vuitton, así que tras la captura para que vean con imágenes lo que les cuento, pasamos a describirla.

En realidad, aunque hubo muchos modelos a destacar de los que se han presentado en la pasarela a modo de estación de tren, lo cierto es que parece que Marc Jacobs esta vez se ha puesto como estándar una forma trapezoidal con la que coincidían chaquetones, levitas, redingotes, faldas y vestidos que siempre llegaban a la altura de la rodilla y que además iban acompañados de pantalones ajustados y legging justo por encima del tobillo

Más info | Los tiempos

Comments are closed.