El desfile de Lydia Delgado “Garden in Love” tuvo una inspiración romántica y un resultado muy variopinto. Protagonizado por la mezcla de volúmenes y tejidos  este año tuvo al color como protagonista. La originalidad llegó a la pasarela de la mano de vestidos de inspiración medieval con toques de fantasía, talle corset con faldas acampanadísimas en tonos pastel y estampados divertidos.

Para el día viste a las mujeres con cuerpos  en tonalidades pastel adornadas con lazos de seda, bordados con motivos de fantasía y perlas, combinadas con shorts y faldas en su versión más mini. Los shorts ajustadísimos, vienen en color negro y se combinan tanto con blusas como con tops  bandeau, logrando una estética totalmente Pin up…

También se han visto bermudas a medio muslo en este desfile, como en tantos otros, lo que implica que serán uno de los imprescindibles de la temporada. Por otro lado, Delgado se ha unido a la apuesta por el equilibrio de volúmenes en estas falditas abullonadas y livianas elaboradas con tejidos brillantes.

Importante destacar los vestidos en negro riguroso armados con lazos, fruncidos estratégicos, cola y escotes de todo tipo realizados en diversos largos. Han destacado también los vestidos de tubo adornados con apliques realizados en tejidos brillantes y en tonos plateados y dorados pálidos que se alternaban con transparencias.

Otra llamativa apuesta del desfile ha sido el color turquesa; protagonista de varios diseños en solitario, vestidos que se pegan al cuerpo como una segunda piel marcando al máximo la silueta y estructurados con fruncidos estratégicos.

Algunas piezas eran muy curiosas pero poco funcionales, sin embargo el desfile tuvo un tinte bastante original. Aquí os dejo las fotos:

Fotos: Image.net