Hace años que Marta Hazas llegó a Madrid con la idea de triunfar como actriz, algo que ha conseguido a juzgar su presencia en series como El Internado, Bandolera, Gran Hotel, Velvet o Velvet Colección. Además de su carrera dramática, la intérprete ha sabido desarrollar, como pocas caras conocidas, su faceta como icono de estilo. Su fotogenia y sus estilismos la aupan, habitualmente, a las listas de mejor vestidas. Mención aparte merece su último look: en casa en pleno invierno pero en bikini.

Bikini aprovechado en invierno

Marta ha compartido recientemente una imagen en la que aparece con un conjunto de baño de Ônne, la firma fundada por Gisela Cid especializada en activewear y beachwear, habitual en las galerías de las prescriptoras más seguidas de la red. Era solo cuestión de tiempo que Marta luciera uno de sus modelos y en concreto ha optado por el llamado Maupiti Top, con favorecedor escote de pico, y la braguita Rapa Bottom, de talle alto; ambas piezas en versión plain (tejido sin relieve) y un favorecedor color vino.

Los populares diseños de la marca española evocan los trajes de baño tradicionales pero con un twist. Sus mayores hits están fabricados en un material muy particular similar al canalé, que abraza la piel.

MartaHazas 2

Alejada de la lógica de las temporadas, la colección de beachwear de Ônne nace con vocación de perdurabilidad. La firma traslada a cada una de sus piezas la premisa básica de estilo de ‘menos es más’. Bajo esa idea se concibe un ecléctico repertorio formado por: braguitas de talle alto o tipo tanga, partes de arriba estilo bandeau, tops de inspiración lencera o sujetadores deportivos en clave nineties, entre otras siluetas. “Mi principal objetivo es que todas las mujeres, con independencia de su morfología y de su estilo, sientan que son la versión más sexy de sí mismas cuando vistan el traje de baño”, confiesa la creadora de la firma.

Con esa filosofía la propuesta de Ônne ha conquistado a un ejército de celebrities, influencers y clientas, y es que, según reconoce la joven emprendedora, “precisamente, uno de los puntos más importantes del crecimiento de la marca es el feedback nuestras clientas y la forma en la que todas ellas embellecen, incluso con sus imperfecciones, nuestras piezas”. Por eso no extraña que sus modelos, tanto en las opciones de baño como en las de activewear hayan seducido a mujeres con personalidades tan diferentes como Eugenia Silva, Aitana, Maria Pedraza, Lola Índigo o Marta Lozano, entre muchas otras.