Aunque esta técnica de maquillaje no es nueva, vuelve a ponerse de moda en 2012, a tenor de lo visto en pasarelas y desfiles. Se trata del maquillaje de ojos estilo Cleopatra o, como lo llaman en inglés, el Cat eyeliner. Es verdad que ahora ha cambiado un poco y la línea que se aplica es más ancha, dando intensidad a la mirada.

Si quieres hacerlo sólo debes tener a mano algunas herramientas de maquillaje y mucho pulso. Si no lo has hecho nunca, practica un par de veces antes de aplicártelo para salir a la calle, porque cuesta un poco cogerle el truco. Para hacerlo necesitarás un delineador negro en lápiz, un delineador líquido, también negro, una brocha suave, sombra de ojos oscura y una en tono claro para la base, un lápiz de ceja de tu tono naturalrimel para las pestañas.

Ahora vamos paso a paso. Después de aplicar la base de maquillaje y el corrector, aplicamos el delineador líquido en el borde del ojo, poniendo especial atención al párpado de arriba. Tienes que acabar con una línea alargada, será la que da el toque a este maquillaje. Después, con la brocha, aplicas una sombra oscura sobre la línea y difuminas a lo largo de todo el borde. La idea es que quede ahumado.

Por último, ponte rímel sólo en la parte superior de las pestañas. Con el lápiz de las cejas, márcalas, haciendo hincapie en la curva. Si no te ha quedado muy claro, aquí tienes un vídeo para que veas paso a paso cómo se hace.

Como en todos los maquillajes, el toque personal de cada una será esencial para que quede bien. Así puedes hacer la raya del ojo más larga, más curva, hacerlo en negro o en color…

Eso sí, recuerda que para que los ojos resalten debes ponerte un pintalabios claro y discreto.